21 ago. 2012

El alumnado de Santa Marta comparte su experiencia en las inundaciones


Por Carmen Novas y Laura López
Fotos: Emerson Díaz

Un año después de la primera experiencia, Agareso regresa a El Salvador para escuchar de nuevo al Bajo Lempa. Los talleres de radio de la asociación vuelven a las escuelas comunitarias, empezando esta vez por el centro de Santa Marta. Diez niñas y diez niños acogieron a los voluntarios de Agareso, dos periodistas y un fotógrafo, con los ojos bien abiertos y muchas ganas de aprender.


Después de aprender las funciones de los medios de comunicación, los géneros periodísticos y el valor que tienen para comunidades como la suya, se divirtieron con ejercicios de respiración y proyección de la voz. Luego pasaron a la acción. Los escolares repartidos por grupos de dos o tres, mostraron todo lo que habían preparado semanas antes sobre un tema elegido por el propio centro: las inundaciones.

Se trata de un fenómeno que los niños conocen bien. Cada año, la zona del Bajo Lempa se enfrenta a la amenaza de las lluvias torrenciales con el cambio de estación. Unas lluvias que se acumulan en las presas del río Lempa, que tienen la necesidad de abrir sus compuertas afectando a las comunidades de la desembocadura del río. “Llegan las autoridades en carros y avisan de que hay que ir al albergue porque llega una inundación”, explica a los micrófonos de Agareso Radio Ezequiel, uno de los escolares. Su compañero Mario recuerda su propia experiencia ante esta emergencia, cuando tuvieron que acudir a la casa de una vecina que disponía de una segunda planta a salvo de la riada. “Comíamos colectivamente y dormíamos en colchonetas todos juntos”, recuerda Mario, que expresa su agradecimiento a Dinora, la dueña de la vivienda.


Otro grupo de alumnos recuerda que las soluciones para prevenir que las inundaciones provoquen tantos daños materiales e incluso personales está, en muchos casos, al alcance de todos. Kevin, por ejemplo, recordó que no hay que obstaculizar el cauce del agua y Grecia explicó la importancia de que las familias construyeran sus casas elevadas. Una vez aclarados estos aspectos, Imer, Teófilo y Claudia pasaron a poner ritmo a este programa presentando las canciones elegidas por ellos mismos. Por último, tres alumnas entrevistaron a Dolindo Omar, presidente de la directiva de la comunidad, como verdaderas reporteras.

2 comentarios:

  1. Me ha emocionado mucho escuchar a los niños contar por sí mismos las experiencias. Estoy convencida de que el mero hecho de expresar en voz alta cómo vivieron las inundaciones les ha servido de terapia personal y colectiva y de que a todos los oyentes que tengan la opción de sentir sus emociones les hará reflexioinar un poquito.
    Enhorabuena chicas por esta entrevista y Emerson por la foto: la cara de felicidad de este niño me trasmite mucho sobre la potencialidad de la comunicación como motor de desarrollo.
    Mucho ánimo en esta andadura.

    ResponderEliminar
  2. Gracias amiga! Es toda una lección escuchar los testimonios que el alumnado narra con total tranquilidad, cuando la situación que viven es realmente dura. Las imágenes del compañero Emerson Díaz hablan por si solas...

    ResponderEliminar